La dieta perfecta, la del limón

El limón es uno de los mejores alimentos que existe, pero eso no es todo, también es desintoxicante y eso nos viene genial cuando tenemos unos cuantos kilos de más. Por eso mismo, hoy queremos hablarte de la dieta del limón. Cuando hablamos de la dieta del limón, no estamos hablando de solamente comer limón durante todo el día. En esta dieta, el limón es uno de los nutrientes más importantes pero también tenemos que complementarlos con otros que son las frutas, verduras y carnes.

limon

Esta dieta se la recomienda hacer como mucho dos veces al año y no solamente la puedes hacer por qué quieres adelgazar, también la puedes hacer porque te apetece depurar tu organismo y sentirte bien.

A continuación te vamos a dar unos cuantos tips y comidas que puedes tomar en la dieta del limón.

Lo importante es que tomes muchas limonadas pero sin azúcar y con agua natural. Si quieres endulzarlo un poco, podrás usar Stevia que es una planta natural y no engordarás con ella ni te intoxicará.

Las verduras perfectas para esta dieta son el calabacín, la espinaca, acelga, calabaza y zanahorias. No recomendamos que comas patata en ningún momento.

También podrás tomar otros cítricos a parte del limón, como por ejemplo la naranja o el pomelo.

La piña también es muy recomendable para esta dieta ya que es diurética y hará que elimines líquidos.

El aceite de oliva en esta dieta debe de ser muy escaso, cuando vayas a cocinar algo a la plancha deberás de usar una cucharadita de aceite y con los demás platos igual.

También te queremos comentar que la mejor carne que puedes tomar para esta dieta es el pollo, esta carne siempre es la recomendada en las fiestas ya que tiene muy poca grasa y todo son nutrientes.

Siguiendo estos consejos, sabrás que es lo que puedes y no puedes tomar durante esta dieta depurativa.

La importancia de una alimentación adecuada

La alimentación lo es todo para nuestro organismo. Los alimentos que consumimos son los artífices de que nuestro cuerpo marche bien, no solamente por dentro sino también por fuera. Aquellas personas que no siguen una correcta alimentación tarde o temprano empiezan a tener dificultades y a no marchar bien, por lo que son más proclives a enfermar y a encontrarse mal. Últimamente y debido en muchas ocasiones a la publicidad engañosa que nos encontramos por la televisión y por las redes sociales pensamos que existen productos milagro, o incluso alimentos o dietas que nos harán sentir mejor en un corto periodo de tiempo y que van a curar todos nuestros males.

e

Se ha llegado a veces a escuchar dietas en las que las verduras se encuentran prohibidas, u otras que solamente hay que comer verduras. Se ha visto y comprobado científicamente que a la larga, este tipo de dietas hace más mal que bien al organismo ya que el cuerpo necesita nutrirse de la forma más variada posible, porque de esta manera puede saciar todas sus necesidades de aquellos nutrientes que vamos suministrándole, de lo contrario, podemos estar escaseando de una vitamina o un mineral que en un principio no nos haga sentirnos mal, pero más tarde cuando las reservas se gaste, provoque fallos en nuestros órganos.

Por eso es recomendable siempre seguir una dieta inteligente y equilibrada, sobre todo que tenga de todo, pero en cantidades reducidas, de esta manera el cuerpo puede comer todo aquello que necesita, y lo que no irá desechándolo ya que ve que al día siguiente podrá contar con este nutriente nuevamente.

Hay que evitar siempre creer en las publicidades engañosas y sobre todo confiar nuestras dudas a aquellas personas expertas como nutricionistas o nuestro propio médico que son los que nos conocen y nos van a recomendar aquello que realmente necesitamos y que siguiéndolo va a proporcionarnos un estilo de vida saludable, lleno de energía y salud que nos haga sentirnos bien y posiblemente de esta manera vayamos cambiando nuestros hábitos alimenticios y con un poco de ejercicio nos sintamos el doble de jóvenes y sanos.