Tipos y beneficios del Té

tes

Que el té sigue ganando adeptos por todo el mundo no es ningún secreto. Además de por su sabor , el té se caracteriza por sus beneficios para la salud. A continuación vamos a detallar los beneficios que el té nos proporciona. Lo primero que hay que hacer, es distinguir las variedades de tés que existen, cinco en total, según sea la variedad, así serán los beneficios para nuestro organismo.

El té verde, sus componentes antioxidantes son tantos y tan importantes que vamos a hacer un pequeño resumen, reduce el riesgo de cáncer, previene las enfermedades cardiovasculares, combate el envejecimiento, previene las arrugas, ayuda a adelgazar, reduce el riesgo de artritis, fortalece los huesos, ayuda a bajar el colesterol, fortalece la memoria, previene la hipertensión, previene las caries, reduce el estrés.

Té negro, es la variedad más popular de todos los tés, debido a su sabor y a sus propiedades. El té negro posee antioxidantes, tiene efecto saciante y es bueno para el estomago, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, tiene efecto diurético y relaja los músculos de los bronquios.

Té blanco, contiene una cantidad mayor de polifenoles que otras variedades de tés, por lo que su poder antioxidante es mayor. Previene el envejecimiento de las células, mejora el nivel de colesterol y reduce el riesgo de padecer cáncer.

Té rojo, se trata de un te postfermentado, lo que le otorga sus propiedades excepcionales como devorador de grasas. Ayuda a disminuir los niveles de colesterol de nuestra sangre y de grasa, además tiene propiedades diuréticas .

Té Oolong o té azul, es un tipo de té a medio camino entre el té negro y el té verde, debido a su delicado sabor, similar a frutas frescas, los oolongs son los más recomendables para aquellos que están empezando a tomar té. Las propiedades del té azul son muy similares a los del té verde, tiene un gran poder antioxidante, lo que reduce el riesgo de sufrir infartos, fortalece el sistema inmunológico, contiene gran cantidad de vitaminas y minerales.

Alimentos engañosos

zumos

Casi todo el mundo intenta llevar una dieta sana hoy en día. Para ello suprimimos o consumimos de forma menos común algunos alimentos y incrementamos la ingesta de otros que creemos más sanos y adecuados para una alimentación sana. A más de uno nos ha pasado que hemos creído que ciertos alimentos eran los más indicados para llevar una dieta saludable y hemos errado al hacerlo. Un error común gracias a las creencias populares. Algunos de estos alimentos que consideramos saludables y no lo son tanto son los siguientes: el humus, esta pasta principalmente hecha de garbanzos y aceite de oliva tiene todas las bases de una dieta saludable, pero ojo, si quiere mantener la línea cuidado con su consumo ya que puede alcanzar hasta casi las trescientas calorías.

Los zumos de fruta, nos referimos a los zumos de frutas envasados, los cuales están llenos de azúcares, aumentando en nuestro organismo el nivel de insulina por lo que nuestro cuerpo entra en modo de almacenamiento de grasas.

Los yogures de sabores, el yogur natural es bueno y aporta bacterias saludables para nuestro organismo las cuales nos ayudan en la digestión, el problema aparece cuando se les añade el sabor a fruta ya que normalmente se endulzan con mucha azúcar y jarabe de maíz, que contiene un alto contenido de fructosa. Mejor opta por los yogures naturales y agrégales tú mismo la fruta fresca.

Las palomitas de maíz, las compañeras perfectas para nuestras tardes y noches de cine, muchas veces es recomendado como un aperitivo saludable, pero hay que saber que en unos 100 gramos de palomitas hay unas 500 calorías, una burrada, lo recomendable es comer unos 20 gramos.

La fruta deshidratada, las frutas deshidratadas tienen más calorías que la fruta fresca, de unas 6 a 8 veces más calorías, para colmo muchas marcas agregan azúcar para incrementar el sabor de las frutas deshidratadas, por lo que es recomendable no abusar de ellas y sustituirlas por fruta fresca de temporada.

Propiedades del Teff, el nuevo cereal milagro

teff

Actualmente se ha puesto de moda el teff, que es un cereal originario en Etiopía donde se lleva cultivando desde hace más de 5000 años, aunque hasta poco era un gran desconocido en el resto del mundo. El teff es uno de los pilares de la alimentación en Etiopía, la manera en la que es consumido allí es triturando las semillas que son de un color marrón oscuro para luego obtener una harina con la que se hace las tortitas tradicionales que suelen acompañar otro platos.

El teff es rico en calcio, en hierro, fibra y proteína y lo más importante, no contiene gluten. Por eso su popularidad en el resto del mundo ha ido creciendo exponecialmente ya que la celiaquía está completamente identificada y asumida. Para poder encontrar este cereal debemos de ir a tiendas orgánicas y ecológicas y gracias al aumento de su consumo en gran parte del mundo Etiopía ha visto como su economía se alzado positivamente.

Entre las muchas ventajas que tiene el consumir este cereal se encuentran las de ser saciante y moderante del apetito, así que es recomendable incluirlo en aquellas dietas destinadas a perder peso. Además el teff cuenta con ocho aminoácidos esenciales que no se encuentran en otros cereales en las cantidades en las que lo hacen en el teff. Uno de los aminoácidos tan importantes que contiene el teff es la lisina la cual ayuda al organismos a absorber el calcio de manera efectiva para aprovechar al máximo sus propiedades. El calcio también se haya presente en el teff por lo que es recomendable en procesos de descalficación y osteoporosis así como para el crecimiento de los niños.

El teff es rico en carbohidratos de absorción lenta, muy recomendables en el caso de deportistas de alto rendimiento ya que de esta forma les proporciona hidratos de una forma rápida y prolongada. El teff contiene gran cantidad de minerales libres como el calcio, el manganeso, el potasio y el magnesio los cuales facilitan la recuperación tras un esfuerzo mental o físico.

Transito intestinal, alimentos que lo regulan

transito-intestinal

No es raro que después de estas fechas ,marcadas por los excesos navideños, más de uno tengamos un verdadero problema a la hora de regular nuestro transito intestinal o lo que comúnmente se conoce como estreñimiento, causado por el descontrol a la hora de las comidas. Este es un serio problema digestivo que puede traer problemas a las personas que los sufren como pueden ser la hinchazón del vientre, malestar general y dolores. Para que tu transito intestinal vuelva a ser el que era, vamos a citar una lista de alimentos naturales que te ayudarán en semejante tarea.

Las legumbres, pese a que a muchas personas les den gases con las legumbres, tomadas en forma de puré nos ayudará a mejorar el transito intestinal debido a la ingente cantidad de fibra que contienen. Si no te gusta en puré prueba a comerlas como guarnición. Agua, la ingesta de por lo menos dos litros de agua al día nos ayudará a combatir el estreñimiento, a parte de ser muy saludable tanto para nuestro cuerpo como para nuestra piel.

Frutas, las frutas que más cantidad de fibra contienen son las siguientes, las manzanas, las naranjas, el kiwi, las ciruelas, las peras y las papayas, al tener mayor concentración de fibra antes acabaremos con el estreñimiento que tomado otro tipo de frutas. Dentro del apartado de las verduras que nos ayudan a tener un transito intestinal normal se encuentran las espinacas, el brócoli , los espárragos y las zanahorias.

Las semillas de lino son un laxante natural que nos ayudarán en caso de estreñimiento, puesto que arrastran metales pesados en el intestino, basta con tomar la cantidad de dos cucharas soperas de lino con agua dos veces al día para poder observar su eficacia. Los cereales integrales son unos grandes aliados en contra del estreñimiento ocasional, tómalos en forma de pan, de copos de desayuno para ir adecuadamente al servicio. Esperamos que estos alimentos te ayuden para que el estreñimiento salga para siempre de tu vida.

Navidades: que no pasen factura a tu línea

navidades

Ya están aquí las terribles Navidades en lo que se refiere a nuestra alimentación. En estos días es normal pegarse atracones en las distintas comidas y cenas que tenemos en este periodo. Para que éstas Navidades no pasen factura a tu silueta vamos a dar una serie de pasos para que tu peso no sufra ninguna alteración en estas fechas ya que según los expertos engordamos una media de tres kilos. Intenta sobre todo compensar los excesos, esto se consigue equilibrando las comidas, si tienes un almuerzo copioso intenta tener una cena liviana que puede estar compuesta de fruta o de verduras. Si por le contrario la cena es la que va a ser copiosa que la comida sea diurética y ligera, conseguiremos esto con verduras y carne o pescado a la plancha. Es recomendable no abusar del alcohol, ya que son calorías vacías, si vas a beber vino intenta optar por uno que sea tinto ya que contiene menos calorías que el blanco, por cada copa de vino que te tomes intenta beber un vaso de agua para eliminar de una forma más rápida el alcohol. Intenta llevar una dieta equilibrada tanto en lo días anteriores a las abundantes comidas como después utilizando para ello alimentos que contengan pocas grasas. Ojo es importante no saltarse ninguna comida ya que no sirve para bajar de peso, reparte las calorías que estimes en cuatro o cinco ingestas de comida al día, así evitarás los picoteos innecesarios. Intenta hacer ejercicio, así quemarás los excesos navideños aparte de que es recomendable para la salud. Mastica bien, el masticar influye a la hora de que nos sintamos saciados, así evitaremos comer más de la cuenta, intenta masticar cada bocado una media de 15 a 20 veces antes de tragar. Intenta comer los dulces justos para matar el gusanillo pero sin pasarte, es imposible que estas Navidades no eches manos de los dulces por más que quieras, pero hazlo con cabeza.