Beneficios del vino en nuestra alimentación

vinos

Casi siempre, en todas las dietas, el consumo de alcohol está limitado porque es perjudicial para la salud, ya sea en forma de enfermedades hepáticas, neurológicas, etc, como por su alto contenido en calorías, que suelen estropear cualquier dieta que estemos haciendo.

A pesar de esto, está comprobado que el vino, a excepción de otras bebidas alcohólicas, ojo en este caso nos referimos al vino tinto, es beneficioso para nuestra salud y puede ser consumido mientras se hace dieta, eso si, en determinadas cantidades.

En los componentes del vino se encuentras sustancias con propiedades antioxidantes como los polifenoles, que son moléculas que se encuentran en vegetales, en este caso de la uva de la que se hace el vino.

A estas moléculas, se les atribuye la acción protectora frente a algunas enfermedades. Además el consumo de vino, activa la función de un gen que impide la formación de nuevas células de grasa, ayudando también a movilizar las que ya tenemos.

Mejora la función cognitiva, el consumo moderado de vino mejora el funcionamiento del cerebro y previene la demencia. Esto es posible gracias a la gran concentración de antioxidantes en su composición, los cuales reducen la inflamación y limpian las arterias mejorando el riego sanguíneo.

Así que ya sabes, este verano no hay nada mejor que disfrutar de un vaso bien frío de vino.

Si quieres saber los mejores vinos que puedes encontrar en el mercado, date una vuelta por el portal de internet de Vinosselecion.

Además de encontrar los mejores vinos del mercado, en Vinosselecion te ayudarán a disfrutar del buen vino, escogiendo para ti, los mejores vinos que se ajusten a tus gustos.

Disfrutarás del sabor del mejor vino siempre a los mejores precios. Así que ya sabes, disfruta de una buena copa de vino tinto ya sea durante la comida o la cena, además de saborear una buena copa ayudas a tu organismo a estar mejor gracias a todas las propiedades que contiene.

Alimentos engañosos

zumos

Casi todo el mundo intenta llevar una dieta sana hoy en día. Para ello suprimimos o consumimos de forma menos común algunos alimentos y incrementamos la ingesta de otros que creemos más sanos y adecuados para una alimentación sana. A más de uno nos ha pasado que hemos creído que ciertos alimentos eran los más indicados para llevar una dieta saludable y hemos errado al hacerlo. Un error común gracias a las creencias populares. Algunos de estos alimentos que consideramos saludables y no lo son tanto son los siguientes: el humus, esta pasta principalmente hecha de garbanzos y aceite de oliva tiene todas las bases de una dieta saludable, pero ojo, si quiere mantener la línea cuidado con su consumo ya que puede alcanzar hasta casi las trescientas calorías.

Los zumos de fruta, nos referimos a los zumos de frutas envasados, los cuales están llenos de azúcares, aumentando en nuestro organismo el nivel de insulina por lo que nuestro cuerpo entra en modo de almacenamiento de grasas.

Los yogures de sabores, el yogur natural es bueno y aporta bacterias saludables para nuestro organismo las cuales nos ayudan en la digestión, el problema aparece cuando se les añade el sabor a fruta ya que normalmente se endulzan con mucha azúcar y jarabe de maíz, que contiene un alto contenido de fructosa. Mejor opta por los yogures naturales y agrégales tú mismo la fruta fresca.

Las palomitas de maíz, las compañeras perfectas para nuestras tardes y noches de cine, muchas veces es recomendado como un aperitivo saludable, pero hay que saber que en unos 100 gramos de palomitas hay unas 500 calorías, una burrada, lo recomendable es comer unos 20 gramos.

La fruta deshidratada, las frutas deshidratadas tienen más calorías que la fruta fresca, de unas 6 a 8 veces más calorías, para colmo muchas marcas agregan azúcar para incrementar el sabor de las frutas deshidratadas, por lo que es recomendable no abusar de ellas y sustituirlas por fruta fresca de temporada.

Propiedades del Teff, el nuevo cereal milagro

teff

Actualmente se ha puesto de moda el teff, que es un cereal originario en Etiopía donde se lleva cultivando desde hace más de 5000 años, aunque hasta poco era un gran desconocido en el resto del mundo. El teff es uno de los pilares de la alimentación en Etiopía, la manera en la que es consumido allí es triturando las semillas que son de un color marrón oscuro para luego obtener una harina con la que se hace las tortitas tradicionales que suelen acompañar otro platos.

El teff es rico en calcio, en hierro, fibra y proteína y lo más importante, no contiene gluten. Por eso su popularidad en el resto del mundo ha ido creciendo exponecialmente ya que la celiaquía está completamente identificada y asumida. Para poder encontrar este cereal debemos de ir a tiendas orgánicas y ecológicas y gracias al aumento de su consumo en gran parte del mundo Etiopía ha visto como su economía se alzado positivamente.

Entre las muchas ventajas que tiene el consumir este cereal se encuentran las de ser saciante y moderante del apetito, así que es recomendable incluirlo en aquellas dietas destinadas a perder peso. Además el teff cuenta con ocho aminoácidos esenciales que no se encuentran en otros cereales en las cantidades en las que lo hacen en el teff. Uno de los aminoácidos tan importantes que contiene el teff es la lisina la cual ayuda al organismos a absorber el calcio de manera efectiva para aprovechar al máximo sus propiedades. El calcio también se haya presente en el teff por lo que es recomendable en procesos de descalficación y osteoporosis así como para el crecimiento de los niños.

El teff es rico en carbohidratos de absorción lenta, muy recomendables en el caso de deportistas de alto rendimiento ya que de esta forma les proporciona hidratos de una forma rápida y prolongada. El teff contiene gran cantidad de minerales libres como el calcio, el manganeso, el potasio y el magnesio los cuales facilitan la recuperación tras un esfuerzo mental o físico.

Navidades: que no pasen factura a tu línea

navidades

Ya están aquí las terribles Navidades en lo que se refiere a nuestra alimentación. En estos días es normal pegarse atracones en las distintas comidas y cenas que tenemos en este periodo. Para que éstas Navidades no pasen factura a tu silueta vamos a dar una serie de pasos para que tu peso no sufra ninguna alteración en estas fechas ya que según los expertos engordamos una media de tres kilos. Intenta sobre todo compensar los excesos, esto se consigue equilibrando las comidas, si tienes un almuerzo copioso intenta tener una cena liviana que puede estar compuesta de fruta o de verduras. Si por le contrario la cena es la que va a ser copiosa que la comida sea diurética y ligera, conseguiremos esto con verduras y carne o pescado a la plancha. Es recomendable no abusar del alcohol, ya que son calorías vacías, si vas a beber vino intenta optar por uno que sea tinto ya que contiene menos calorías que el blanco, por cada copa de vino que te tomes intenta beber un vaso de agua para eliminar de una forma más rápida el alcohol. Intenta llevar una dieta equilibrada tanto en lo días anteriores a las abundantes comidas como después utilizando para ello alimentos que contengan pocas grasas. Ojo es importante no saltarse ninguna comida ya que no sirve para bajar de peso, reparte las calorías que estimes en cuatro o cinco ingestas de comida al día, así evitarás los picoteos innecesarios. Intenta hacer ejercicio, así quemarás los excesos navideños aparte de que es recomendable para la salud. Mastica bien, el masticar influye a la hora de que nos sintamos saciados, así evitaremos comer más de la cuenta, intenta masticar cada bocado una media de 15 a 20 veces antes de tragar. Intenta comer los dulces justos para matar el gusanillo pero sin pasarte, es imposible que estas Navidades no eches manos de los dulces por más que quieras, pero hazlo con cabeza.

Como actúan los quema grasas

La mayoría de los productos quema grasas están elaborados con sustancias que facilitan la movilización de las grasas del cuerpo, y estos pueden ser de origen sintético o natural. Los suplementos quema grasas que nos encontramos en el mercado suelen mezclar ingredientes naturales con artificiales cuya acción favorece la perdida del tejido graso de nuestro cuerpo.

quemagrasas

No hay que dejarse engañar y pensar que solamente con la ingesta de estos productos conseguiremos quemar la grasa total de nuestro cuerpo. Para conseguirlo debemos de combinarlo con ejercicio físico. Los quema grasas actúan en nuestro organismo de la siguiente forma. Movilizan la grasa almacenada, aumentando la temperatura corporal utilizando para ello la energía de los tejidos grasos acumulados. Disminuyen las ganas de comer ya que suelen incluir ingredientes en sus formulas para ayudar a reducir el apetito. Aceleran el metabolismo, mucha gente tiene el metabolismo lento lo que les puede traer problemas a la hora de perder peso y ganarlo fácilmente, por lo que los quema grasas son un gran aliado ya que ayudan a nuestro organismo a deshacerse antes de las grasas. Ayudan a eliminar el exceso de líquidos, muchos quema grasas incluyen ingredientes con efectos diuréticos que ayudan a eliminar el exceso de líquidos lo que nos ayudarán a bajar antes de peso. Hay que ser realistas a la hora de tomar estos suplementos, no hay que pensar que por tomarlos vamos a tener una bajada brusca en nuestro peso que tampoco es nada saludable el hacerlo. No esta mal ayudarse de estos productos y combinarlos con ejercicio y una dieta saludable para que no nos jueguen una mala pasada en nuestro organismo. Si estas a dieta en manos de un profesional no dudes en consultarle todas tus dudas al respecto para que te pueda aconsejar la mejor manera de bajar de peso combinándolo con un quema grasa. Así que ánimo y mucha suerte en tu periplo y no tires la toalla porque seguro que el resultado merece la pena.